Una bicicleta, es un vehículo terrestre de tracción humana, consiste en dos ruedas en línea, que le dan su nombre. La fuerza motriz es proporcionada por su conductor (llamado «ciclista»), en la posición más frecuentemente sentada, a través de dos pedales que accionan la rueda trasera mediante una cadena de rodillos.

La orientación es controlada por un manillar. El ciclista a menudo tiene ambas manos en contacto con el manillar para controlar la trayectoria, el frenado y el cambio de marcha.

El ciclismo es uno de los principales medios de transporte en muchas partes del mundo. Su práctica es a la vez un medio de transporte diario, una actividad de ocio popular y un deporte.

En comparación con la marcha a pie, la bicicleta es de dos a tres veces más eficiente con el mismo esfuerzo energético y entre dos y cuatro veces más rápida.